Oriente tiene un plan recargado

Pasó The Strongest de local (1-1) y se viene Nacional Potosí, de visitante, un rival igual de difícil y peligroso que el Tigre, sobre todo por los efectos que produce la altura. Oriente viajará a la Villa Imperial el 10 de septiembre para intentar sumar al menos un punto de los tres en juego.

Para contrarrestar, en parte, el desgaste físico que tienen que hacer los jugadores en una ciudad como Potosí (situada a casi 4.000 metros de altitud), el cuerpo técnico planificó, a partir del lunes hasta mitad de semana, un trabajo físico a doble turno.

Aprovechando el receso liguero obligado por los partidos de la selección en las eliminatorias, el preparador físico Jaime Jiménez tiene diseñado una labor de esfuerzo físico importante, porque después de Nacional Potosí probablemente se juegue el partido reprogramado de la primera fecha, ante Bolívar, también de visitante.

En este plan de trabajo entran todos, a excepción de aquellos jugadores que se vienen recuperando de sus lesiones, entre ellos Maximiliano Freitas, Alcides Peña y Carmelo Algarañaz, delanteros que hicieron falta el jueves ante el Tigre.

Pese al empate, Oriente se mantiene en el segundo lugar de la tabla, con 11 puntos.

FUENTE: Diez.bo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *